martes, 26 de noviembre de 2013

"Too soon, too young" [Mini-Diorama]




Hola muchachada, sigo a vueltas con los piqueros de la Guardia del Leopardo, no encuentro el momento de terminar la primera tanda, aunque ya tengo algunos bastante avanzados. 
Llego a la tarde con los ojos bastante cansados de todo el día y no me da para pintar miniaturas... no os digo más que estoy planteándome poner una luz de refuerzo para pintar por las noches y/o ayudarme de una lupa... ains, ya estamos como los viejos...

En fin, en esta entrada voy a compartir con vosotros un trabajo bastante antiguo que recientemente desempolvé con motivo del "Pincel de Acero 2013".
Como ya sabréis –y sino ahora mismo os informo yo en un santiamén este es un concurso online para pintores residentes en España. La iniciativa me ha parecido estupenda y espero que tras esta primera edición vengan muchas más y aprovecho desde esta modesta tribuna para agradecerles a los organizadores el esfuerzo demostrado y para brindarles todo mi apoyo.
El caso es que aunque había tiempo de sobra –o precisamente por eso –para realizar y presentar vía mail fotos de los trabajos, se me echó encima, y después de un verano de muy poco pintar y menos de nivel "vámonos de concurso", presenté algo reciente y un par de cosas del año de la tos.


"Too soon, too young" es un mini-diorama que tendrá la friolera de 10-11 años:




El concepto era el siguiente: Formas parte de una partida de aventureros, una de tantas que recorren las ruinosas calles de Mordheim, en busca del tan ansiado botín; la piedra bruja por la que los magos pagan puntualmente y en buen oro. Eres aún un muchacho, un chavalín al que a penas ha empezado a salirle la barba; la guerra civil que corroe los cimientos mismos del Imperio, te ha empujado a salir de las faldas de tu madre para ganarte la viva de la única forma posible en estos tiempos. Empuñas la lanza que te han dado con más ganas que habilidad, y observas a los curtidos veteranos a ver si se te pega algo. 

Hoy os habéis adentrado en un fortín, exploráis por entre los muros calcinados, hasta que descubrís la entrada de una catacumba de techos altos y paredes de ladrillo. Dais vueltas y vueltas, y sin saber muy bien cómo, te quedas descolgado del grupo. En la penumbra, tratas de discernir los pasos de tus compañeros, cuando son multitud los ecos que resuenan en las galerías. Oyes muy cerca el chirrido de una puerta y cuando guiado por tu oído llegas hasta ella, le ves en el umbral, contemplándote con sus ojos amarillos... el desangrador!


La idea surgió casi de forma natural. Tenía un recluta de Reikland con cara de estar pasando más miedo de Carracuca, unos desangradores de Khorne que por aquel entonces –primer codex del Caos para la 3º edición de W40k –servían entre para poco y nada, una peana ovalada que se prestaba muy bien a montar una pequeña escena y muchas ganas de experimentar con el tema escenografía.





Ha sido complicadete sacar las fotos, por hecho de existir varios planos y tal. Algunas he logrado sacar no demasiado malas y aquí están. 

Salud!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...